jueves, 17 de mayo de 2012




MUJERES EMBARAZADAS:






Una mujer embarazada debe tener un especial cuidado respecto a tu salud bucal. El embarazo es un momento caótico para la mucosa bucal, las encías y las piezas dentarias. Esto es debido a:



  • El aumento de estrógenos y progesterona que se produce durante el embarazo hace que se puedan desarrollar mayor cantidad de problemas gingivales durante este estado.


  • Las nauseas del embarazo pueden hacer que se disminuya la higiene por las arcadas que provocan. que con frecuencia sufren las embarazadas durante los primeros meses de gestación, hacen que los cuidados bucales se puedan ver mermados aumentando el riesgo de gingivitis, es decir de inflamación de las encías y la posible aparición de caries.

  • A medida que crece el feto sube el diafragma y puede producirse un reflujo gastroesofágico que aumenta la acidez y favorece la aparición de caries.
  
  • Los dientes y las encías también se afectan durante el embarazo. La gingivitis gravídica o del embarazo se caracteriza por la inflamación, sangrado y enrojecimiento de las encías causado por pequeños cúmulos de placa o irritantes como sarro. La causa de su aparición es la especial

sensibilidad que produce el aumento de la hormona progesterona. Si las encías tienen buena salud antes del comienzo del embarazo, hay menos posibilidades de que se desarrollen estos problemas.
Con respecto a la dieta de una mujer embarazada el médico facilitará información detallada sobre los alimentos que debes tomar durante el embarazo. En lo que se refiere a tu dentadura, debes tratar de comer más alimentos ricos en calcio, que son especialmente indicados para el desarrollo de huesos y diente
Si se padecen esas enfermedades con tres acciones se puede mejorar el cuidado bucal durante el embarazo:

 Elige de un buen cepillo dental:

Un buen cepillo de dientes debe ser de cerdas suaves y con puntas redondeadas, la cabeza del cepillo no debe exceder el ancho de dos dientes anteriores y ser pequeña para permitir el acceso a todas las zonas de la boca.

 Elige buena pasta dental:

Una buena pasta dental que contenga fluoruros, ayudarán a prevenir las caries dentales.

 Utiliza hilo dental:

Utiliza periódicamente hilo dental, para garantizar una correcta limpieza de los dientes y espacios interdentales, al menos una vez al día.

BEBES

El cuidado y la higiene de los dientes del bebe es muy importante  e incluso debe comenzar antes de la salida del primer dientecito de leche. Y a pesar de que los dientes de leche no son permanentes, las caries dentales pueden apurar el proceso y dejar huecos antes de que los dientes permanentes estén listos para salir.
Si esto sucede, los dientes de leche que aun no han caído pueden agruparse para llenar los espacios vacíos y esto ocasionaría que los dientes  fijos salgan torcidos o en lugares que no corresponde.
El futuro dental de un niño puede estar determinado por la madre aún antes de que aquel nazca, y los cuidados que se le provean en sus primeros meses de vida le podrán garantizar una dentadura saludable en la infancia y la adolescencia.
A continuación detallamos algunos consejos que deberá tener en cuenta cuando a su bebé le estén saliendo los dientes:
  • Limpie regularmente la cara de su bebé con un pañito suave para quitarle el exceso de babas y evitar que se le irrite la piel.
  • Dé a su bebé algo que pueda morder. Asegúrese de que sea lo suficientemente grande para que no se ahogue al querer tragarlo, y que tampoco pueda romperse en pequeños

    fragmentos. Un paño húmedo que haya estado en el refrigerador durante 30 minutos puede ser algo muy útil cuando los dientes están saliendo; asegúrese de lavarlo cada vez después de que el bebé lo utilice. Los aros de goma que se venden para ayudar a los niños con la dentición también son buenos, pero evite los que contengan líquido en el interior, porque


podrían romperse o perder líquido de alguna manera. Si su bebé utiliza uno de estos aros, asegúrese de sacarlo del refrigerador antes de que se endurezca demasiado. Seguro que no desea causar más daño en las encías de su bebé, ¡ya suficientemente hinchadas!
  • Frote las encías de su bebé con una gasita o un dedal especial para los bebes y su higiene bucal.

    NIÑOS:
    En una higiene oral efectiva es imprescindible eliminar la placa bacteriana de todas las superficies dentales, al menos una vez al día.
    Para identificar la placa bacteriana podemos utilizar las pastillas reveladoras de placa bacteriana, que consisten en un colorante vegetal inofensivo.
    Si se mastica media pastilla reveladora, dejándola disolver en la boca durante dos minutos y pasando la saliva entre los dientes, la placa que hay en ello se teñirá de colorante; a continuación se escupe el exceso de saliva. Después se cepillan los dientes para eliminar todo el colorante y tras enjuagar de nuevo la boca, veremos qué zonas siguen coloreadas, lo que nos indicará cuales no se han cepillado bien.

    Para eliminar la placa utilizaremos:
    1. Cepillo de dientes: Se recomiendo el uso de cepillos de fibra artificial con puntas redondeadas para minimizar las lesiones gingivales, de dureza suave y cabeza pequeña para poder llegar a las zonas de difícil acceso. El mango debe tener una longitud y una anchura suficientes para poder manejarlo con seguridad
    El cepillo debe cambiarse como mínimo cada tres meses.
    1. Dentífrico fluorado: La pasta de dientes contiene componentes que ayudan a eliminar la placa y uno de ellos es el fluor que hace que los dientes sean más resistentes a la caries dental.
    2. Técnica de cepillado dental: hay que tener una buena técnica de cepillado y evitar dañar la encia.
    • La placa bacteriana vuelve a establecerse en la superficie de los dientes antes de 24, de ahí que deba realizarse un correcto cepillado con dentífrico fluorado antes de acostarse por la noche, ya que durante el sueño disminuye la secreción de saliva y el diente se encuentra mas expuesto al ataque ácido. Además, cesa la función de arrastre de la lengua, labios y mejillas.
    • Esta técnica de cepillado debe ser fácil de enseñar de aprender, para poder llevarla a la práctica con eficacia. Debe ser segura para que no dañe las encías ni el esmalte.
    • La técnica más sencilla es la de barrido horizontal o la de barrido con movimientos circulares, sin realizar un cepillado demasiado enérgico ya que podemos hacernos daño en la encia y el diente. También es importante que la técnica sea sistemática, de manera que no se deje ninguna superficie sin limpiar. 

      ADOLESCENTES:
      Durante la pubertad, el aumento en el nivel de las hormonas sexuales, como la progesterona 
      y posiblemente el estrógeno, causan un aumento en la circulación sanguínea en las encías. 
      Esto puede causar un aumento en la sensibilidad de las encías y una reacción más fuerte a cualquier irritación, incluyendo algunas partículas de comida y de placa bacteriana. Durante 
      esta época, las encías pueden inflamarse, enrojecerse y producir sensación de dolor.


      Cuando los jóvenes van pasando la pubertad, la tendencia de las encías a inflamarse como respuesta a los irritantes disminuye. Sin embargo, es muy importante que durante la pubertad se siga un buen régimen de higiene oral en el hogar que incluya el cepillado y el uso habitual 
      de la seda dental. En algunos casos, un odontólogo puede recomendar terapia periodontal 
      para ayudar a prevenir el daño a los tejidos y al hueso que rodean y soportan los dientes.

      PERSONAS DE TERCERA EDAD:
      Medidas de cuidado al usar la prótesis


      1. Durante el periodo de adaptación de las prótesis dentales, el adulto mayor debe comer pequeñas cantidades de alimentos blandos, en forma de pequeños bocados y masticando bien. Durante este periodo no son recomendables los alimentos duros o pegajosos. La posible aparición de llagas es fácil de solucionar acudiendo al odontólogo.
      2. si falta los dientes se tiene que colocar una prótesis. Está, además de mejorar la masticación, contribuye a reconstruir la estructura de la cara y a prevenir la reducción de las encías.
      3. Limpiar la prótesis o cepillarla tres veces al día después del desayuno, almuerzo y comida, y hacer enjuagatorios de agua. Usar champú o jabón de mano, evitare pasta dental o detergente. Frote meticulosamente con un cepillo y enjuagar con agua a chorro.
      4. En caso de prótesis parcial, tiene que seguir manteniendo cuidado con los dientes naturales, las encías, la lengua, el paladar y la propia dentadura postiza. Cepillar bien internamente los ganchos los ganchos metálicos que encajan con el cuello de la pieza dentaria para eliminar los gérmenes que puedan dañar a ésta.
      5. Enjuagar bien la boca antes de colocar prótesis dental porque se adhiere mejor con las encías húmedas. Cuando se coloca o se quitar la dentadura postiza colocar el recipiente que la contiene sobre una toalla para evitar que se rompa en caso de caerse y por las noches retire la prótesis y colóquela en un vaso con agua.
      6. Si el paciente es desdentado total, debe realizar una delicada limpieza de la encía que cubre el reborde alveolar al menos después de cada comida, con un cepillo suave o una gasa, ésta última idealmente embebida en clorhexidina.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada